La era de la estupidez: tengo 135 unfriends

hostings baratos, tecnología, Internet, SEO y diseño web.

Archivo de enero, 2010

El colmo de la alienación es la alienación viral. La alienación que de tan contagiosa se hace sentir obligatoria. La presiones vienen de todos los lados: que si todo el mundo tiene Facebook (la clásica presión detrás de una vaga idea democrática). Que si sirve para buscar trabajo o para conocer a los antiguos compañeros de escuela primaria o secundaria desaparecidos: ¿para qué quiero yo juntarme de vuelta con ésa gente? ¿qué tendré en común con ellos?

En definitiva: ¿por qué me tengo que hacer de Facebook a la fuerza?

Es como el teléfono móvil. Cuando apareció, hace ya tantos años que ni me acuerdo cuando fue que me compré el primero, todavía había gente que, como yo ahora con Facebook, decía: “pues yo paso de tener móvil”. Todavía había gente sana mentalmente, no como ahora, que todos, absolutamente todos, (almenos los occidentales y la white trash en general) tienen uno o más teléfonos móviles.

¿Y Facebook? Si no tienes eres un outsider. Un renegado. Un excluído. Una lacra social.

Pues Facebook se está yendo al carajo, parece ser que los usuarios de la monopolística red global, están comenzando a darse cuenta de lo absurdo que es tener cientos o miles de pseudo-amigos y los están empezando a borrar, a hacerse unfriends.

Parece ser también que la popularidad de la red social por excelencia está comenzando a mermar y da claros sintomas de caída.

Por cierto: ¿Alguien se acuerda de Myspace?

¿Por qué serán tan caducos todos los productos de la era digital? Pues simple y sencillamente porque no son reales, y todo lo que no es real está destinado a morir. Pero…¿podré lograr ser anti Facebook por siempre?